redes jorge valera
plantas medicinales propiedades usos naturales
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z  

PAPA
(Solanum Tuberosum L.)

papa patata propiedades naturales

Conocida también como patata, papa blanca; acshu (quechua); acso, akso, apalu, apharu, cchoke (aymara); catzari, mojaqui, mosaki, tseri (asháninka); curao, kara, kesia (uru); moy papa, patata, pua, quinqui (aguaruna). Planta herbácea, hasta 80 cm. de alto, pequeñas flores blancas terminales y frutos en forma de pequeñas bayas. Sus raíces tuberosas, que son la reserva nutritiva de toda la planta, son ricos en fécula de almidón. Su cáscara en flúor. Constituye un alimento muy antiguo, utilizado por los pueblos de América, antes que Cristóbal Colón llegase a ella. Parece ser que los antiguos Incas ya la consumían habitualmente. De esta manera fue importada a Europa, aunque tardo bastante tiempo a adoptarse su consumo, dado que la planta era tóxica y se pensaba que el consumo de las patatas podría causar igualmente enfermedades si era consumida. Su consumo no se generalizó hasta el siglo XVII, debido a que la escasez de alimentos que imperaba durante esta época obligó a hacer uso de la misma.

Historia
La papa es de origen peruano, es una versión muy antigua, actualmente se han reconocido más de tres mil variedades de papas nativas. Las papas que se siembran en la serranía peruana son nativas desde tiempos históricos ya que no pueden ser sembradas en otros lugares fuera de los Andes peruanos debido a que requieren de particulares condiciones climáticas y agroecológicas. Los españoles solo pudieron llevarse las papas de la costa que son aclimatables y cultivables en terrenos de bajas alturas. Las de altura encima de los 3,000 metros, las papas serranas solo existen en el Perú en su zona altiplánica. Allí están la mayoría de variedades de papas que sirven para el consumo humano y tienen diversos usos en la actualidad. La producción mundial anual se estimó en 300 millones de toneladas (para el año 2000), siendo China el mayor productor, tras la desaparición de la Unión Soviética.

Origen de la papa
Papa es un vocablo quechua que significa “tubérculo”. Aunque se desconoce su antigüedad, evidencias botánicas y culturales la remiten a los indios Collas (los Aymará de hoy) de la cultura Tiahuanaco. Fue difundida en Sudamérica entre los pueblos andinos y así llegó a ser uno de los alimentos básicos de los incas. Su gran resistencia al frío permitía su cultivo a más de 3.500 metros de altura.
Colón llevó la papa a Europa, pero tuvo que esperar 400 años para imponerse. Durante mucho tiempo se la creyó venenosa por la familia botánica a la que pertenece.

Sirvió de alimento para los cerdos y para los prisioneros franceses en Alemania. Uno de ellos, Parmentier, regresó a Francia entusiasmado por las virtudes de la papa y convenció a los Reyes para que difundieran su cultivo para paliar las grandes hambrunas que sufrían las clases humildes en esta época.

La papa y sus variedades (papa patatas variedades)
En 1982 el CIP pidió al Presidente Fernando Belaúnde que bautizara una variedad nueva de papa recientemente desarrollada en sus laboratorios, presentándole cinco alternativas de nombre, como constitución, violeta, ollantay, huaycha o perricholi. Belaúnde eligió este último.

La papa perricholi es hoy una de las papas más exitosas en el mercado. Diariamente se consumen en Lima 300,000 kilos (300 TM) de esta variedad para hacer papas fritas. De hecho, sus cualidades para la fritura y el boom de las pollerías tienen mucho que ver con su éxito.

El desarrollo genético de esta variedad por parte del Dr. Nelson Estrada, científico colombiano que trabajó en el CIP, tardó más de una década. Desde entonces, otras dos variedades “mejoradas” han tenido pegada en el mercado: la canchán de piel roja y carne blanca, en 1990, y la amarilis INIAA, en 1993, ambas muy tolerante a la rancha, enfermedad común y mortífera entre las solanáceas. Estas se suman a las variedades revolución (1970), tomasa condemayta (1970), yungay (1970), y mariva (1973) que fueron las puntas de lanza de la revolución verde propiciada por los centros de investigación agrarios estatales, dedicados entonces a la creación de variedades de papa de mayor productividad y fácil manejo en la cocina.

La introducción de estas variedades mejoradas -sobre todo `blancas'ha tenido éxito tanto en la costa como en la sierra, desplazando paulatinamente del mercado a las papas nativas, de las que se abastecían las urbes peruanas hasta la década del sesenta.

Hoy la política de mejoramiento genético está siendo revisada por el propio CIP. Aparte de consideraciones de orden estrictamente científico, como la importancia de mantener la riqueza genética existente, se ha tomado conciencia que “son las papas nativas las que están en manos de los pobres”, afirma el ingeniero peruano Fernando Ezeta, representante para América Latina y el Caribe del CIP. “Si algunas de estas variedades -añadeempezarán a tener presencia en los mercados metropolitanos, quizás se lograría más en cuanto a mejoras económicas para dicha población que alentando una mayor producción.”

Una tarea bastante más compleja de lo que suena. Al mercado mayorista de Lima ingresan diariamente 1,500 TM de papa, pero la gama de variedades no supera la decena. Y es que pocos dan un penique por el resto. En ese plan, la principal producción se destina fundamentalmente al autoconsumo y para los mercadillos locales.

Se conocen 10 variedades principales de la papa más destacadas, todas del Perú:

Papa Regalo (o Marcavalle): Sembrada en tierras vírgenes de las alturas del Mantaro, se denomina así porque es chica y tierna, se deja acariciar como una criatura, y es utilizada como presente en demostración de aprecio. Por su valor se produce en pequeñas cantidades durante todo año.

Papa Canchán: También llamada rosada por el color de su cáscara. No es más cara que la papa blanca pero tiene mejor textura y sabor. Sirve muy bien para el locro o la huatia, y es apropiada para preparar la papa rellena, plato típico de la gastronomía del Perú. Se encuentra en el mercado prácticamente todo el año, porque se cultiva tanto en la costa como en la sierra de este país.

Papa Huairo: Tubérculo de forma redondeada u ovalada, ojos profundos de color violeta, piel crema y carne blanca. Su variedad más conocida se produce en la zona de Wasa Wasi, Tarma, en la sierra central del Perú aunque su cultivo se ha extendido mucho.

Papa Tomasa: Es una papa sabrosa y a la vez resistente tanto en el frío como al calor. Se adecua tanto para las pachamancas, parrilladas, frituras o caldos, pues es menos arenosa que la papa amarilla o la papa Wairo, que tiene a desmoronarse con el calor. Popularmente se la conoce como blanca y siempre resulta exitosa a la hora de freír, sobre todo la que proviene de los valles de Huancavelica y Ascensión. También se consume sancochada. Las populares “papas fritas” que se producen industrialmente, se hacen con esta variedad. También conocida como Papa Capiro.

Papa Amarilla: Conocida también por los campesinos como papa huevo, pues tiene color y la textura de la yema de un huevo duro. Es un tubérculo de forma redondeaba a ovalada, de piel amarilla, ojos profundos y abundantes y carne amarilla intensa. Entre las variedades de consumo masivo, es la más preciada. Se cultiva en los Andes, principalmente en las zonas de Huánuco, Pasco, Junín y Andahuaylas y buena parte de la producción es para el autoconsumo. Por si fuera poco, la papa amarilla tiene sus propias variedades: Tumbay, Huagalina (amarilla del norte) y limeña (que en realidad es cultivada en la sierra central pero posee gran demanda en la capital). No debe hervirse en exceso ni pincharla, porque revienta. Por su textura, rica en materia seca, se presta para puré. También se consume sancochada con salsas, al horno, envuelta en papel aluminio; o en la típica causa a la limeña.

Papa Colorada: Variedad de amplia difusión en las Islas Canarias; supone un contrapunto a la patata blanca de consumo típico en España. Se sirve habitualmente acompañada de salsas, como el mojo rojo, mojo picón o el mojo verde. Con esta papa se elabora el pepián. “Papa colorada” es además uno de los nombres comunes de una raíz tuberosa andina conocida también como oca (Oxalis tuberosa).

Papa Criolla: Es una papa pequeña (2-6 cm. de diámetro) de piel e interior amarillo ocre, semejante a una yema de huevo de gallina, el nombre científico de la especie es Solanum phureja, y es originaria y ampliamente utilizada en Colombia bajo el nombre de papa criolla o chaucha. Principalmente es ingrediente en la preparación de una sopa tradicional de la región andina oriental de Colombia conocida como Ajiaco. Así mismo, es utilizada frita para acompañar fritanga colombiana (chorizo, bofe, rellena, etc.) en los sitios conocidos en Colombia como “piqueteaderos” debido a que en dicho país piquete tiene un significado diferente del ibérico, siendo sinónimo de reunión de muchas personas amigas que comparten un almuerzo rústico en el campo.

Papa Tarmeña: Tiene la piel parecida a la peruanita pero su pulpa no es amarilla sino color crema. Una causa a la limeña con esta papa queda de maravilla porque tiene una textura cremosa y aterciopelada. También queda muy bien al horno, asada y frita. Se la puede usar en el lomo saltado.

Papa Huamantanga: Para muchos es la estrella de los tubérculos. Se produce solamente en la sierra peruana, por lo que su presencia en los mercados costeños es estacional. Tiene el color de la papa blanca pero la textura de la papa amarilla y se consume sancochada o en guisos. Una vez cocida, se pela con mucha facilidad.

Papa Negra: Con este nombre se conoce a la papa mariva, aunque también ha sido bautizada en los mercados como “tomasa negra”. Papa de cáscara negra y pulpa blanca amarillenta, aplicable a una multiplicidad de usos. Esta papa es harinosa, ligeramente dulce y de sabor muy agradable. Se usa en casi todas las formas: guisada, sancochada, frita y en puré. Es ideal para hacer papa rellena porque se dora muy bien.

Papa Peruanita: Papa de piel bicolor y extraordinario sabor. Es muy apropiada para hacerla hervida con sal y un toque de mantequilla. Si se quiere se la puede envolver en papel aluminio, pero mejor es sancocharla ya que por su cáscara delgada se puede comer tal cual.

Papa Perricholi: Es muy parecida a la papa blanca y como ella, es dulce y aguachenta, por eso es indicada para freír. Las pollerías la prefieren porque no se oscurece una vez pelada y es la papa que se usa industrialmente. Este nombre fue dado en recuerdo de la limeña Micaela Villegas mal apodada la “Perrachola” o “La Perricholi”.

Papa Cóctel: Es dulce, “aguachenta” (que debe ser seca pero al contrario resulta aguada) y redonda. Tiene la textura y el sabor de la papa blanca por lo que se presta para comerla sancochada y cubierta de salsas. También puede cocinarse al horno y comerla con piel.

Papa Rosada o Norteña: Variedad cuyo cultivo y consumo están ampliamente difundidos en la costa.

Papa Ccompis: Tubérculo de color rosado, piel lisa, forma redondeaba y tuberosa, ojos profundos, carne amarillenta y consistencia harinosa cuyo cultivo y consumo se hayan muy extendido en la sierra sur del país.

Papa Yungay: Variedades originarias de Ancash (sierra norte) cuyo cultivo se ha extendido a otras zonas.

 

COMPOSICION DE PAPA

Aunque depende de la variedad cultivada, el tubérculo se compone básicamente de 72-75% de agua, 16-20% de fécula en forma de almidón, 2,0-2,5% de substancias nitrogenadas, 0,15% lípidos y 1,0-1,8% de fibra dietética como celulosa. Otro compuesto presente en él es la solanina, producida en pequeñas cantidades (menos de 0,2 mg/g de producto), pero que se incrementa hasta 1 mg/g o más en determinadas condiciones (por exposición prolongada a la luz o lesiones mecánicas). Aunque a estas concentraciones la patata es tóxica, el pelado y el tratamiento térmico (como la cocción o la fritura) permiten destruir esta sustancia; sin embargo, permanece su sabor amargo.

Este tubérculo constituye, además, una excelente fuente de vitaminas: A, B1, B2, C y P, esta última sobresale por sus magníficas proporciones.
Entre las papas nativas muy importantes destacan la papa amarilla, y la huayro. Otras variedades como la huamantanga y la peruanita son menos conocidas dentro de la producción y consumo peruano.

El principal cultivo del Perú es de la papa, con 300,000 hectáreas, que superan las 259,300 hectáreas destinadas al cultivo de arroz y las 141,600 dedicadas al trigo (los alimentos que más se importan), y son la base de la economía y la subsistencia de amplios sectores de la sierra donde se concentra el 90 % de los cultivos y el 80% de la producción. La diferencia la cubre la costa, donde se concentra la producción más moderna.

Actualmente existen 4,049 variedades de papa nativa en América Latina, de las cuales 2,301 son peruanas. Entre las papas nacionales destacan la “huayro” (mujer bonita en quechua) de pulpa amarilla; la “canchán” (posiblemente la más popular, ya que sirve también para frituras), la “amarilis”, blanca y resistente a las heladas; y la “lonchaypa mondanan”, usada en los rituales andinos donde la suegra entrega a la futura nuera la papa para que la pele.

También se encuentran la “pumamaqui” (mano de puma en quechua), la papa azul, de pigmentos morados en su pulpa con altos niveles de antocianinas y propiedades antioxidantes; la “compis”, harinosa y de cáscara fina; la “amarilla”, arenosa y apreciada en comidas para bebé; y la “mactillo”, cuya consistencia es ideal en los sancochados.

A pesar que la papa es originaria del altiplano peruano-boliviano, las estadísticas mundiales muestran que el mayor productor es China con 75 millones de TM en 2004, seguido por la Federación Rusa con 37 millones TM, e India con 25 millones de TM; en ese ranking Perú ocupa el puesto 21.

En la actualidad existen más de 600 mil productores en 19 de los 24 departamentos. El valor anual de sus cosechas (3 millones de toneladas), es de mil 200 millones de nuevos soles (casi 345 millones de dólares), lo cual equivale a 25 por ciento del producto bruto agropecuario.

El consumo de papa nativa per cápita en Perú ha bajado de 100 kilogramos anuales en 1970 a 45 kilogramos en 2004; en cambio las cadenas de “fast-food” han incrementado su importación desde Holanda y Canadá.

PAPA CRUDA (CON PIEL)

Valor Nutricional Medio
por cada 100 Gramos

Agua

82 gramos

Valor calórico

70 kcal.

Proteínas

2 gramos

Glúcidos

19 gramos

Lípidos

0.1 gramos

Provitamina A

5 mg

Vitamina B1

0.11 mg

Vitamina B2

0.04 mg

Vitamina B6

0.25 mg

Vitamina C

19.5 mg

Vitamina PP

1.2 mg

Hierro

1.8 mg

Calcio

9 mg

Magnesio

10 mg

Fósforo

26 mg

Potasio

255 mg

Sodio

2.4 mg

Fibras

1.4 gramos

Composicion nutritiva
Vitamina C (Ácidos Ascórbico y Dehidroascórbico): Provee cerca del 40% de la dosis diaria recomendada. También contiene tiamina y vitaminas del complejo B (B1, B3, B5 y B6). Las vitaminas solubles en aceite están presentes en pequeñas trazas.

Minerales: Es una de las mejores fuentes naturales de potasio (especialmente en el pellejo). También posee cantidades moderadas de fósforo, cloro, azufre, magnesio y hierro.

Fenoles: Contiene un bajo porcentaje de compuestos fenólicos, la mayoría de los cuales se encuentra en su pellejo. Algunos de estos compuestos pueden ser destruidos durante la cocción o el procesamiento, pero es algo que aún no esta bien documentado.

Efectos de los Fenoles en la Salud: Los fenoles presentes en la papa tienen los siguientes efectos sobre la salud: Actividad antioxidante. Los compuestos fenólicos están especialmente presentes en su pellejo. Su presencia es mayor en papas de pellejo rojo que en las de color café.

Fibras No Solubles: Benefician el tránsito intestinal y contribuye a disminuir el colesterol en sangre, reduciendo el riesgo de enfermedad cardiaca.

Carbohidratos Complejos: Permiten regular los niveles de azúcar en la sangre. La mayor parte de la materia seca del tubérculo se encuentra en forma de almidón, azúcares y polisacáridos no almidones. El 75% de la materia seca de la papa está compuesta por almidón. Cuando la papa se consume caliente, el almidón es rápidamente digerido por el organismo; si se consume fría, la digestibilidad del almidón se reduce.

Proteínas: Una fuente de proteínas de alta calidad (aunque es deficiente en metionina, un aminoácido esencial) y su cantidad es comparable con la del arroz y el trigo.

Betacaroteno: Rica en beta caroteno, antioxidante que previene enfermedades degenerativas.

Lípidos: El porcentaje de lípidos o grasa cruda en la papa “en fresco” es muy bajo.

Nota importante
Una papa cocinada pierde entre un 18-24% de vitamina C a través de su pellejo; sin él, la pérdida puede estar entre un 35% - 50%. Aún así, la cantidad de vitamina C que queda luego de cocinarla es alta.

Una porción de 150 gramos de papa provee cerca del 40% de los requerimientos diarios de esta vitamina.

Recomendaciones culinarias
Las vitaminas y minerales se encuentran justo debajo de la piel. Por esta razón conviene cocinarlas con su cáscara lavadas previamente, o pelarlas lo más fino posible.

Es preferible cocinarlas al vapor porque al hacerlo en agua se pierde entre el 10 y el 50% de su contenido de potasio y de vitamina C.
Para hervir son más convenientes las papas nuevas: tienen más humedad y menos fécula. Para freír o para horno, en cambio, son más adecuadas las papas viejas, porque tienen más fécula y son más harinosas.

Al prepararlas al horno, conviene pincharlas con un tenedor o cuchillo, para que pierdan la humedad y alcancen una textura harinosa.
Para evitar que las papas se peguen entre sí o a la sartén cuando se fríen, conviene sumergirlas en agua helada apenas cortadas. Luego secarlas con papel de cocina o con repasador y agregarlas de inmediato al aceite precalentado antes que pierdan la humedad.

Colocar una ramita de romero en la fritura a último momento de la cocción le da un toque diferente al sabor.

Hay que consumirlas antes de las 6 horas de cocida. Luego de este tiempo entran en un proceso de fermentación y descomposición. Preparadas en puré hay que comerlas enseguida: de lo contrario puede perder hasta el 90% de las vitaminas. Si se excede de sal en una salsa, sopa o guiso bastará con que agregue una papa cruda y la cocine unos minutos.

USO TRADICIONAL

  • Acidez Estomacal: Corrige la acidez excesiva del organismo producida por la alimentación a base de carne, pescado, etc. Comer papa cruda. Tomar jugo de papa: lavar cuatro papas grandes, rallarlas con cáscara y luego exprimirlas a través de un lienzo, obteniéndose el jugo. Se recomienda prepararlo inmediatamente antes de ingerirlo. La dosis es de 100 gramos, se toma tres veces antes de las comidas.
  • Ácido Úrico: Incluir en la alimentación diaria papa, ya que por su condición alcalina, es altamente recomendable en caso de tener altos niveles de ácido úrico.
  • Acidosis: Consumir papas como parte de su dieta.
  • Acné: Aplicar cataplasma de papa cruda rallada sobre el cutis.
  • Actividad Deportiva: Incluir en su alimentación, por su contenido de glucosa, que se crea al digerir la papa, la glucosa se libera más lentamente en la sangre; por eso es ideal para la recuperación de deportistas o personas con gran desgaste físico o emocional.
  • Actividad Física: Incluir en su alimentación, por su contenido de glucosa, que se crea al digerir la papa, la glucosa se libera más lentamente en la sangre; por eso es ideal para la recuperación de deportistas o personas con gran desgaste físico o emocional.
  • Alimenticio: El tubérculo cocido o frito preparado de múltiples formas. Con el tubérculo se prepara chuño, carapulcra y tocosh.
  • Ampollas: Pelar varias papas y machacarlas. Filtrar el zumo con un colador y tomar media taza un par de veces al día. Aplicar en forma de pomada sobre la parte afectada. También aplicar las rodajas de papa pelada sobre la parte afectada.
  • Anticancerígeno: Incluir la papa en su dieta diaria. Tiene propiedades anticancerígenas, debido al ácido clorogénico, otro compuesto encontrado en la papa.
  • Antiescorbútico: Tomar caldo de papas peladas. Ayuda por sus propiedades alcalinas.
  • Antiinflamatorio: Lave bien una o dos papas. Proceda a aplastarlas hasta crear un emplasto (pasta). Así colóquela en las magulladuras o chichones de cualquier tipo.
  • Ardores de la Piel: Usar las rodajas crudas se usan para calmar los ardores de la piel cuando se tomó demasiado sol o se ponen en la frente para dolores de cabeza.
  • Articulaciones Adoloridas por Reumatismo: Aplicar las rodajas de papa pelada sobre la parte afectada para calmar el dolor.
  • Cálculos Biliares y Renales: Decocción de 4 papas trozadas, 3 cáscaras de plátano, cáscara de una piña y 100 gramos de garbanzo, en un litro y medio de agua, hervir hasta que se reduzca a un litro. Tomar 3 vasos al día antes de las comidas.
  • Cistitis: Consumir papas como parte de su dieta.
  • Colesterol: Consumir cáscaras de papas en su dieta diaria. Coger las cáscaras de papa, lavarlas bien y ponerlas a cocinar en un litro de agua por 10 minutos. Tomar de esta agua 3 pocillos al día durante 2 meses. Las pruebas de laboratorio han reportado que el ácido clorogénico y otros fenoles tienen una fuerte actividad antioxidante sobre lipoproteínas que se relacionan directamente con enfermedades cardiacas.
  • Congelaciones: Pelar varias papas y machacarlas. Filtrar el zumo con un colador y tomar media taza un par de veces al día. Aplicar en forma de pomada sobre la parte afectada. También aplicar las rodajas de papa pelada sobre la parte afectada.
  • Conjuntivitis: Aplicar una rodaja cruda de papa sobre los ojos irritados.
  • Diabetes: Incluir en la alimentación diaria papa. Esta indicada para personas que tienen problemas de hiper o hipoglucemia moderadas debido a sus carbohidratos (azúcares) complejos que permiten regular los niveles de azúcar en la sangre.
  • Diurético: Si lava bien dos papas, las deja cocer con todo y cáscara y luego bebe el agua usted estará consumiendo un buen antidiurético. Si es eso lo que necesita, haga del agua de papa su bebida.
  • Dolor: Pelar varias papas y machacarlas. Filtrar el zumo con un colador y tomar media taza un par de veces al día. Aplicar en forma de pomada sobre la parte afectada. También aplicar las rodajas de papa pelada sobre la parte afectada.
  • Dolores de Cabeza: Aplicar las rodajas crudas se usan en la frente para calmar los dolores de cabeza. Es un buen remedio natural incaico usado hace más de 500 años. Externamente, aplicar la papa cortada en rodajas en las sienes.
  • Emoliente: Tomar caldo de papas peladas.
  • Escaldadura de Bebes: Echar sobre la zona afectada la harina de Chuño (papa seca helada).
  • Espasmos y Calambres: Consumir papas como parte de su dieta.
  • Estreñimiento: Consuma papas cocidas, de cualquier tipo, en lugar de puré de papa. La cáscara de la papa es una fuente buena de fibra. Consuma como bocadillos palomitas de maíz, nueces y fruta seca en lugar de papas fritas o similares.
  • Forúnculos: Se puede usar cruda como cocida, en puré, para madurar los forúnculos.
  • Golpes: Pelar varias papas y machacarlas. Filtrar el zumo con un colador y tomar media taza un par de veces al día. Aplicar en forma de pomada sobre la parte afectada. También aplicar las rodajas de papa pelada sobre la parte afectada.
  • Hemorragias: Es hemostática. Emplasto del tubérculo seco (molido, “papa seca”).
  • Heridas: Pelar varias papas y machacarlas. Filtrar el zumo con un colador y tomar media taza un par de veces al día. Aplicar en forma de pomada sobre la parte afectada. También aplicar las rodajas de papa pelada sobre la parte afectada.
  • Hipertensión: Consumir papas como parte de su dieta.
  • Infecciones de la Piel: El jugo que se extrae de la papa rallada tiene un poder cicatrizante que se puede usar en el tratamiento de infecciones de la piel.
  • Inflamación de los Ojos: Aplicar una rodaja cruda de papa sobre los ojos cansados.
  • Inflamación de Riñones: Como tratamiento, en ayunas comer la papa cruda o rallada combinada con jugo de piñas hasta acabar con la inflamación.
  • Inflamaciones: Pelar varias papas y machacarlas. Filtrar el zumo con un colador y tomar media taza un par de veces al día. Aplicar en forma de pomada sobre la parte afectada. También aplicar las rodajas de papa pelada sobre la parte afectada.
  • Insolación de la Piel: Usar las rodajas crudas se usan para calmar los ardores de la piel cuando se tomó demasiado sol o se ponen en la frente para dolores de cabeza.
  • Limpieza de Toxinas: En muchas ocasiones se recomienda una dieta solo de papa durante dos días para eliminar del cuerpo el exceso de líquidos y toxinas, además ayuda a purificar la sangre. Las sustancias alcalinas de la papa se unen a los depósitos de ácido úrico y los elimina del cuerpo aliviando también de esta forma la gota y la artritis. Coma una papa asada con cáscara cinco veces al día por dos días y tome bastante agua.
  • Limpieza Intestinal: Beber agua de papa limpia el intestino y reduce el ácido en el sistema gastrointestinal. Para prepararla lave una papa grande y córtela en trozos. Ponga en una taza de agua y una pizca de sal y déjela reposar por una noche. Cuele y beba el agua todas las mañanas con el estómago vacío. Repita durante varias semanas para ver los resultados.
  • Litiasis: Consumir papas como parte de su dieta.
  • Llagas: El jugo que se extrae de la papa rallada tiene un poder cicatrizante que se puede usar en el tratamiento de llagas de la piel.
  • Manos Agrietadas: Aplicar Crema de patata y leche sobre las manos agrietadas. Para preparar una papa cocida (una vez esté ya fría) dos cucharadas de miel y dos de leche de vaca. Mezclar hasta hacerla cremosa y aplicarla sobre las manos. Dejar y reposar por un mínimo de 15 minutos y la retiramos con agua tibia.
  • Moretones: Pelar varias papas y machacarlas. Filtrar el zumo con un colador y tomar media taza un par de veces al día. Aplicar en forma de pomada sobre la parte afectada. También aplicar las rodajas de papa pelada sobre la parte afectada.
  • Náuseas: Comer las papas cocinadas.
  • Obesidad: Comer en la alimentación diaria. Durante muchos años este tubérculo estaba estrictamente prohibido para quienes querían adelgazar, sin embargo, modernos estudios dietéticos permiten levantar la injusta prohibición que se le impuso a este valioso alimento. Es un tubérculo rápidamente digerible, virtualmente libre de grasa, casi libre de azúcares solubles y con una baja densidad energética, una toma diaria de 150 -300 gr. de papa proporciona solo 4 8% de las calorías requeridas por un adulto.
  • Ojeras: Aplicar una rodaja cruda de papa sobre los ojos cansados.
  • Ojos Cansados: Aplicar las rodajas de papa pelada sobre la parte afectada.
  • Problemas Estomacales: Pelar varias papas y machacarlas. Filtrar el zumo con un colador y tomar media taza un par de veces al día.
  • Problemas Hepáticos: El té de papa alivia los problemas de la vesícula biliar y mejora la capacidad del hígado de eliminar productos de desecho y las toxinas del cuerpo. Para prepararla pele una papa grande y hierva la cáscara en una taza de agua, cuélela y beba. También pelar varias papas y machacarlas. Filtrar el zumo con un colador y tomar media taza un par de veces al día.
  • Prostatitis: Consumir papas como parte de su dieta.
  • Purgante: La papa rallada con una manzana rallada. Comer en ayunas.
  • Quemaduras: Pelar varias papas y machacarlas. Filtrar el zumo con un colador y tomar media taza un par de veces al día. Aplicar en forma de pomada sobre la parte afectada. También aplicar las rodajas de papa pelada sobre la parte afectada.
  • Reconstituyente Físico: Tomar caldo de papas peladas.
  • Reposo en Cama: Es conveniente hacer un examen médico para descubrir las causas, especialmente tratándose de infecciones.
  • Reumatismo: Incluir en la alimentación diaria papa, ya que por su condición alcalina, es altamente recomendable en caso de enfermedades reumáticas y de ácido úrico. Tomar caldo de papas peladas.
  • Sabañones: Pelar varias papas y machacarlas. Filtrar el zumo con un colador y tomar media taza un par de veces al día. Aplicar en forma de pomada sobre la parte afectada. También aplicar las rodajas de papa pelada sobre la parte afectada.
  • Torceduras: Pelar varias papas y machacarlas. Filtrar el zumo con un colador y tomar media taza un par de veces al día. Aplicar en forma de pomada sobre la parte afectada. También aplicar las rodajas de papa pelada sobre la parte afectada.
  • Tos Nerviosa: Consumir papas como parte de su dieta.
  • Úlceras: Comer papa cruda. Tomar jugo de papa: lavar cuatro papas grandes, rallarlas con cáscara y luego exprimirlas a través de un lienzo, obteniéndose el jugo. Se recomienda prepararlo inmediatamente antes de ingerirlo. La dosis es de 100 gramos, se toma tres veces antes de las comidas.
  • Vaginitis: Decocción de las hojas frescas al 5%. Hacerse lavados vaginales con la decocción.

 

CUIDADO

La ingestión de la planta produce daños gastrointestinales, hepáticos y cardíacos que pueden conducir, en caso que la ingestión sea elevada, a la muerte.
Cuando se aplica externamente, el jugo de patata o incluso el contacto con las mismas plantas en el cultivo de la misma puede producir irritaciones en la piel, incluso con la aparición de ampollas. Por destilación de su tubérculo se obtiene alcohol amílico, que resulta muy tóxico.
Glicoalcaloides; frecuentemente encontrados en tubérculos verdes. Aunque el riesgo de intoxicación es mínimo, grandes cantidades de glicoalcaloides pueden ser tóxicos. Sin embargo, el sabor amargo que le dan estos compuestos a la papa, actúa como un aviso para que no se siga consumiendo. El porcentaje de glicoalcaloides puede ser especialmente alto en papas verdeadas o dañadas. La cocción no altera sus niveles pero si la papa es rebanada o pelada, estos disminuyen en forma significativa, ya que se concentran en el pellejo.


Advertencia

El uso de estos productos naturales o plantas medicinales están respaldadas por la tradición milenaria de nuestros pueblos. En general no causan efectos secundarios si se usa correctamente. Esta información no es una prescripción médica, tampoco exonera o sustituye la consulta a un médico naturista. Se recomienda consultar con su médico antes de usar esta información.

comments powered by Disqus

digesa jorge valeraNuestros Productos están registrados y autorizados por DIGESA (Dirección general de salud ambiental) Órgano técnico-normativo en los aspectos relacionados al saneamiento básico, salud ocupacional, higiene alimentaria, zoonosis y protección del ambiente.
Abril Natura Lima - Perú
» Tienda: Av. El Polo Mz. I Lte. 8 Huachipa, Lima- Perú Ver Mapa
» Horario de atención: Lunes a Sábado : 8:00 am a 5:00 pm
» Horario de consultas presenciales con Jorge Valera: Solicitar cita vía telefónica
» Pedidos: (051)(1) 356-5569
» Consultas y pedidos: ventas@jorgevaleranatura.com
Copyright © 2017 - All Rights Reservedeatocnologias